Acreditamiento del IVA - CICDE

CICDE Consultores Fiscales

Acreditamiento del IVA
 

iva

Uno de los temas controvertidos del Impuesto al Valor Agregado es el del acreditamiento del IVA. Tal como indica el SAT, si vende bienes o presta servicios, de los cuales una parte están gravados con IVA y otra parte están exentos, podrá calcular el IVA acreditable, es decir, el IVA que puede restar del IVA que cobre a sus clientes, para obtener el monto que debe pagar al Servicio de Administración tributaria.

Para hacer esto, no será necesario dar algún aviso a las autoridades fiscales. Claro está que, al optar por hacer este tipo de compensaciones internas del IVA, la deberá mantener por lo menos durante los 60 meses siguientes.

Si vamos a la definición clave de lo que se trata el acreditamiento del IVA, sabemos que en general, los impuestos denominados como indirectos, descansan en dos bases o figuras fundamentales: el traslado y el acreditamiento.

En este sentido, como se trata de impuestos indirectos las figuras del traslado y el acreditamiento son esencialmente una obligación y un derecho, respectivamente, para el sujeto pasivo de la relación jurídico-tributaria, toda vez que la primera figura, siendo una carga inicial para éste, la ley le permite cobrar, cargar o técnicamente trasladar el gravamen que resulte al sujeto que tenga operaciones gravadas por la norma fiscal que estatuye el impuesto, mientras que el acreditamiento, según se ve en este artículo, viene a ser un derecho del contribuyente del impuesto, si bien es cierto previo cumplimiento de cierta diversidad de requisitos.

¿Qué significa acreditamiento?

El acreditamiento consiste en restar el impuesto acreditable, de la cantidad que resulte de aplicar a los valores señalados en esta Ley la tasa que corresponda según sea el caso.

Se entiende por impuesto acreditable el impuesto al valor agregado que haya sido trasladado al contribuyente y el propio impuesto que él hubiese pagado con motivo de la importación de bienes o servicios, en el mes de que se trate.

El derecho al acreditamiento es personal para los contribuyentes del impuesto al valor agregado y no podrá ser trasmitido por acto entre vivos, excepto tratándose de fusión. En el caso de escisión, el acreditamiento del impuesto pendiente de acreditar a la fecha de la escisión sólo lo podrá efectuar la sociedad escindente. Cuando desaparezca la sociedad escindente, se estará a lo dispuesto en el antepenúltimo párrafo del artículo 14-B del Código Fiscal de la Federación.

Para que sea acreditable el impuesto al valor agregado deberán reunirse los siguientes requisitos:

Requisitos para que el IVA sea acreditable

  1. Que el IVA corresponda a bienes, servicios o al uso o goce temporal de bienes, estrictamente indispensables para la realización de actividades distintas de la importación, por las que se deba pagar el impuesto del 16% o a las que se les aplique la tasa de 0%.
  2. Que el IVA haya sido trasladado expresamente al contribuyente y que conste por separado en los comprobantes fiscales.
  3. Que el IVA trasladado al contribuyente haya sido efectivamente pagado en el mes de que se trate.
  4. Que tratándose del IVA trasladado que se hubiese retenido conforme al artículo 1°.-A de esta Ley, dicha retención se entere en los términos y plazos establecidos en la misma. El impuesto retenido y enterado podrá ser acreditado en la declaración de pago mensual siguiente a la declaración en la que se haya efectuado el entero de la retención.
  5. Cuando se esté obligado al pago del IVA o cuando sea aplicable la tasa de 0%, sólo por una parte de las actividades que realice el contribuyente, se estará a lo siguiente:
  6. Cuando el IVA trasladado o pagado en la importación, corresponda a erogaciones por la adquisición de servicios o por el uso o goce temporal de bienes, que se utilicen exclusivamente para realizar las actividades por las que se deba pagar el Impuesto al Valor Agregado o les sea aplicable la tasa de 0%, dicho impuesto será acreditable en su totalidad.
  7. Cuando el IVA trasladado o pagado en la importación, corresponda a erogaciones por la adquisición de bienes, por la adquisición de servicios o por el uso o goce temporal de bienes, que se utilicen exclusivamente para realizar las actividades por las que no se deba pagar el Impuesto al Valor Agregado, dicho impuesto no será acreditable.
  8. Cuando el contribuyente utilice indistintamente bienes, servicios o el uso o goce temporal de bienes, para realizar actividades por las que deba pagar el IVA, o les sea aplicable la tasa de 0% o por las que no se deba pagar el impuesto que establece esta Ley, el acreditamiento procederá únicamente en la proporción en la que el valor de las actividades por las que deba pagarse el impuesto al valor agregado y a las que se aplique la tasa de 0%, represente en el valor total de las actividades que el contribuyente realice en el mes de que se trate.
  9. Tratándose de las inversiones a que se refiere la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), el IVA que le haya sido trasladado al contribuyente en su adquisición o el pagado en su importación será acreditable considerando el destino habitual que dichas inversiones tengan para realizar las actividades por las que se deba o no pagar el impuesto o a las que se les aplique la tasa de 0%, debiendo efectuar el ajuste que proceda cuando se altere el destino mencionado. (Ver art. 5, fracción V, inciso d, numerales 1 al 4).

Si tienes dudas o necesitas ayuda con tu área contable comunícate con nosotros

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"