El crowdfunding como alternativa de financiamiento

CICDE Consultores Fiscales

El crowdfunding como alternativa de financiamiento
 

crowdfunding

 

Uno de los principales retos a los que se enfrenta cualquier emprendedor es la obtención de recursos para echar a andar esa idea novedosa que podría solucionar una necesidad específica del mercado. Más aún, cuando se trata de un proyecto social, cultural o artístico, que sin los fondos suficientes no podría realizarse.

Por diversas razones, muchas veces los emprendedores no consideran una opción viable recurrir a los sistemas tradicionales de financiamiento por lo que están optando por mecanismos alternos como el crowdfunding o financiamiento colectivo, que a nivel internacional ha comenzado a despegar, principalmente en Estados Unidos y Europa.

El crowdfunding es un modelo que permite la obtención de recursos para financiar o fondear un determinado emprendimiento a partir de las aportaciones de una amplia base de donantes, fondeadores o inversionistas, a través de plataformas en línea en las que se exponen los proyectos, sus características y necesidades de financiamiento.

Así, por ejemplo, una pequeña fundación podría obtener donativos en apoyo a su causa, o un nuevo grupo musical podría fondear la grabación de su primer disco con un esquema de recompensas incrementales de acuerdo al monto de las aportaciones que reciba. En ambos casos (donativos y recompensas), estaríamos hablando de la modalidad no financiera del crowdfunding. Pero también existe el crowdfunding financiero (basado en la obtención de un crédito o en la venta de acciones), en el cual un emprendedor podía financiarse mediante préstamos “peer-to-peer” de diversos inversionistas, o vía accionistas que estén dispuestos a apostar por el éxito futuro de su negocio.
En cualquier modalidad, el financiamiento colectivo tiene la capacidad de impulsar la innovación, crear empleos, diversificar la actividad económica y contribuir a una mayor igualdad de ingresos por la democratización del acceso al financiamiento, pero también por la generación de conocimiento directamente del mercado, a través de las tecnologías digitales.

En el caso particular de México, desde hace algunos años ya hay varias plataformas de crowdfunding operando, y que desde finales del 2014 están agrupadas en la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo, A.C. (AFICO).
En México existe ya una agencia ejecutora del proyecto “Aceleración del ecosistema de financiamiento colectivo en México para promover la iniciativa empresarial, la innovación y la inclusión económica”, mediante el cual se busca aumentar el crecimiento de este tipo de emprendimientos, con un enfoque especial en grupos excluidos del financiamiento tradicional, como pudieran ser mujeres y jóvenes.

Para ello se trabajará con emprendedores, inversionistas y fondeadores, las propias plataformas de crowdfunding a través de la AFICO, y diversas instancias del gobierno interesadas en el tema, como son el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), Nacional Financiera (NAFIN), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Oficina de Coordinación de la Estrategia Digital Nacional de la Presidencia de la República.
Como resultado de este proyecto se pretende apoyar el desarrollo de un ecosistema de crowdfunding sostenible en México, mejorando el acceso al financiamiento no tradicional y la retroalimentación del mercado, propios de la era digital, y a la vez, contribuir a regular adecuadamente este mercado, a fin de lograr la efectividad de las políticas públicas en esta nueva vía de inclusión financiera.

Fuente: Mundo Ejectutivo

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"