El límite de los salarios caídos - CICDE

CICDE Consultores Fiscales

El límite de los salarios caídos
 

salarios-caidos-1

Los salarios caídos o vencidos son aquellos que un trabajador despedido tiene derecho a recibir a partir de su injustificado cese.

Hasta antes de la reforma, esos salarios eran ilimitados y el patrón debía cubrirlos hasta el momento en que cumpliera la condena que le fuera impuesta en un laudo o hasta que reinstalara al empleado despedido en su puesto. Por este concepto los juicios laborales podían desembocar en condenas millonarias: los usualmente longevos procedimientos tenían un poderoso incentivo para trabajadores y sus abogados pues en caso de obtenerse una sentencia condenatoria, ésta iba habitualmente aparejada con los mismos años que se hubiese tardado el trámite en sueldos por pagar. En el contexto internacional, esta espada de Damocles que pendía sobre cualquier patrón demandado era una rareza.

La reforma puso un tope a esta prestación. Ahora, el máximo que se puede generar por ese concepto es de un año, tras lo cual sólo se podrían actualizar algunos intereses (2% sobre el importe de 15 meses de salario). El argumento toral con el que se combate este límite en los amparos interpuestos es que representaría una vulneración al principio de estabilidad en el empleo pues aun y cuando se obtuviera un laudo condenatorio que obligara al patrón a reinstalar a un trabajador, esa orden no representaría un respeto a los derechos del cesado considerando que, a pesar de lo que dice la ley, ningún juicio laboral es resuelto en menos de un año.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio a conocer en su página de Internet que es constitucional la disposición de la LFT que prevé el límite de 12 meses para el pago de salarios caídos en caso de despido injustificado de un trabajador, así como el deber de cubrir intereses sobre el importe de 15 meses de salario del 2% mensual capitalizable al momento de su entrega; reglas tendentes a desincentivar las prácticas que obstaculicen la emisión de una resolución en un juicio laboral; en ese sentido cabe aclarar que aún no se publica la tesis correspondiente, pero en cuanto se revele la pondremos en nuestros canales correspondientes.

Esto se originó de la resolución de la Segunda Sala a una contradicción de tesis emitidas por el Décimo Sexto Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito, el Primer Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito y el Primer Tribunal Colegiado en materia de Trabajo del Décimo Sexto Circuito, en las que dichos órganos jurisdiccionales se pronunciaron respecto de la validez del numeral 48 segundo párrafo de la LFT reformado el 30 de noviembre de 2012.

Para el máximo tribunal la modificación al referido artículo legal respeta el principio de progresividad establecido en el precepto 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), toda vez que no desconoce los derechos humanos de los colaboradores; y en su caso, la normatividad laboral continúa protegiendo la acción por despido injustificado al prever la posibilidad de que los colaboradores separados demanden la reinstalación o la indemnización de tres meses de salario.

La relevancia de esta determinación radica en la unificación de las posturas antagónicas en torno a este tópico y la convalidación de la reforma a la LFT al no considerarla perjudicial para los intereses de los subordinados.

Con lo anterior la Corte ratifica la intención del legislador de que con tal cambio los demandantes en un juicio en materia del trabajo alcancen la reparación del daño en un tiempo menor, aunque esto implique el deber de las Juntas de Conciliación y Arbitraje de darle celeridad a la emisión de los laudos de los procedimientos de su competencia.

Si lo que necesitas es asesorarte en esta materia recuerda que puedes acercarte a nosotros y con gusto podremos guiarte en todo el proceso que requieras, leer más…

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"