7 habilidades que deben aprender los emprendedores

CICDE Consultores Fiscales

7 habilidades que deben aprender los emprendedores
 

emprendedor, emprendedores

Ser emprendedor requiere pasión, creatividad, visión, valentía, perseverancia y paciencia, pero también exige dominio de una serie de habilidades y un nivel de disciplina que pocos emprendedores tienen, al menos inicialmente. Uno de los errores más grandes que puedes cometer como emprendedor es aventarte como “el Borras” a poner una empresa o negocio sin conocimiento alguno de lo que eso involucra. Desafortunadamente, la mayoría de los emprendedores aprenden estas habilidades “a golpes”. No cometas ese error y prepárate aprendiendo ciertas habilidades antes de emprender. Robert Kiyosaki, el exitoso emprendedor y autor del libro Padre Rico, Padre Pobre, dijo una vez: “No nací un emprendedor. Tuve que aprender a serlo”.

1. Finanzas

Como emprendedor es sumamente importante que sepas de finanzas, tengas el capital mínimo requerido para emprender y mantener tu negocio, y sepas administrarlo. De nada sirve que tengas un excelente producto o servicio y toda la pasión del mundo, si no tienes, puedes obtener o sabes manejar el dinero requerido para entrar al mercado, sostenerte el tiempo requerido y eventualmente lograr los ingresos deseados.

2. Planeación y administración

Como emprendedor es común que inicialmente tú seas el fundador, director y administrador de tu empresa, por lo que es necesario que cuentes con dichos conocimientos. Incluso si cuentas con personal, es esencial que conozcas lo que ellos hacen y deben hacer de manera que puedas supervisarlos. No es necesario que seas un experto en todo, pero sí debes saber lo suficiente para poder establecer la dirección de tu negocio y corregirla cuando se desvíe.

3. Recursos humanos

Si tu negocio va a tener éxito en el largo plazo, es necesario que en el corto o mediano plazo te des a la tarea de contratar a la gente idónea y de formar un equipo de trabajo altamente efectivo. Busca rodearte de personas que te complementen; es decir, que sean buenas en aquello en lo que tú careces. Muchos emprendedores cometen el error de rodearse de sus amigos o familiares, lo cual normalmente no funciona. Está perfecto y es importante que elijas personas con las que trabajes a gusto, y que incluso con el tiempo logres generar un sentido de cercanía y pertenencia, pero recuerda: estás armando una empresa, no un club social.

4. Marketing y ventas

Seas emprendedor o empleado, existe una verdad ineludible: todos somos vendedores, puesto que de una u otra manera vendemos un producto, servicio o idea a otra persona. Sin embargo, como emprendedor la necesidad de dominar estas habilidades es un asunto de supervivencia. Si eres un empleado que no logra hacer un buen trabajo, es posible que nadie se dé cuenta, al menos por algún tiempo. Como emprendedor, en cambio, si no logras hacer un buen trabajo, lo cual incluye comercializar y vender tu producto o servicio, no pagas la renta, la raya o comes el siguiente mes.

5. Sistemas organizacionales

Más temprano que tarde te recomiendo sistematizar lo que haces y cómo lo haces, de manera que el negocio pueda prescindir de ti y de las demás personas que lo operan. De lo contrario, es predecible que tú y tu equipo se vuelvan esclavos del éxito de tu empresa y que, si alguno de ustedes falta, la productividad, e incluso la existencia de la misma se venga abajo. Sistematizar tu negocio empieza con documentar todo puesto y proceso de negocio en una descripción de puesto o procedimiento que sirva como guía para que otra persona pueda hacer ese trabajo en tu ausencia.

6. Asesoría

Como emprendedor es absolutamente necesario que desde un inicio dejes a un lado tu ego y busques mentores y asesores que te puedan apoyar. No necesariamente necesitas pagar por dicha asesoría. Acércate a las personas que ya conoces que tienen un negocio o empresa y que son exitosas; seguramente estarán encantados de ayudarte. Por otro lado, y con tu personal, date a la tarea de volverte su coach, asesorándolos y siendo su mentor de forma que vayan creciendo personal y profesionalmente, y los vayas moldeando para que satisfagan las necesidades del negocio.

7. Flexibilidad

Por último, recuerda ser flexible. Ser emprendedor es un ejercicio de prueba y error, en el que sin duda deberás cambiar la estrategia constantemente. Por más que te prepares y adquieras las habilidades anteriormente enlistadas, la realidad es que estás emprendiendo algo totalmente nuevo, al menos para ti. Estar consciente de ello y dispuesto a cambiar la dirección cuando sea claro que la estrategia actual no está funcionando, es una habilidad crucial para tu éxito.

Fuente: mundoejecutivo

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"