Transforma tu empresa, hazla exitosa

CICDE Consultores Fiscales

Transforma tu empresa, hazla exitosa
 

hazla-exitosa

Cada vez son más los empresarios que entienden que las cosas han cambiado. Sin embargo, aún no tienen la habilidad para modificar sus acciones, siguen operando sus negocios exactamente igual que hace 10 o 15 años creando un desequilibrio entre lo que el mercado demanda, lo que el empresario piensa y lo que finalmente hace. Esto desde desestabiliza a las empresas y las conduce al fracaso.

Durante años ha sido evidente que en México las organizaciones, sobre todo las Pymes, son capaces de generar gran cantidad de empleos y de empujar a las economías regionales.

Pero a pesar de eso, hoy seguimos viendo un retraso en algunos sectores productivos del país y aun hay estados que presentan altos índices de pobreza y rezago en su desarrollo económico, social y educativo.

Esto puede significar una de dos cosas: o nuestras empresas pequeñas y medianas no se desarrollan con suficiente cantidad o son simplemente empresas diseñadas para la subsistencia familiar y no para un desarrollo económico real y generalizado.

El desarrollo sostenible de nuestras empresas depende en gran medida del grado de innovación que logren.

Es bueno aclarar que si bien innovación significa desarrollo de tecnología, también se refiere a la manera de darle un valor agregado a los procesos internos de gestión. El reto es entonces encontrar modelos de negocios innovadores que podamos ejecutar con resultados positivos.

¿Por qué es necesaria una transformación?

Desde hace más de 10 años, hay tres factores que están creando inestabilidad en los mercados:

  1. La aplicación de nuevas tecnologías a los modelos de negocios tradicionales
  2. Nuevos comportamientos por parte de la demanda
  3. La inestabilidad y la alta competencia

Esto está cambiando las reglas de juego en muchos sectores.

No basta solamente con diseñar modelos de negocio distintos desde el punto de vista estratégico, también hace falta una transformación de la organización. Y esa transformación implica que resulta más inteligente diseñar la estrategia de futuro contando con el equipo y el talento necesario.

La experiencia demuestra que lo que hace falta hoy no es una mera revisión del modelo de negocio, sino una transformación empresarial que inspire y conecte a todos los empleados en torno a la estrategia del futuro.

En un gran número de empresas la urgencia por generar ingresos para sostener el costo de operación las lleva a desenfocarse en el tema de Captura de Valor. El resultado es la creación de una empresa en la que todos los colaboradores perciben un sueldo, pero los socios y accionistas no obtienen ninguna utilidad.

Las empresas necesitan cambiar el ritmo y eso significa tener un equipo cohesionado e inspirado, un equipo que esté unido en torno a una estrategia clara que la entienda, se la apropie y la reproduzca.

Y esto es cambiar el ritmo. Un equipo con un ritmo basado en un liderazgo transformador y muy inspirador.

El rumbo es la revisión de la estrategia y la estrategia puede tener dos frentes. Uno es la revisión del actual modelo de negocio y dos, la creación del nuevo crecimiento, para ello más vale contar con ese equipo inspirado y cohesionado. La estructura organizacional siempre debe seguir a la estrategia y no lo contrario.

La mayoría de las pequeñas empresas están organizadas alrededor del personal y no alrededor de su estrategia o modelo de negocio. Es decir, los directivos se preocupan primero por tener al personal o diseñar la estructura (organigrama) sin asegurarse si se cuenta con las competencias como el conocimiento, las habilidades y sobre todo la actitud que la empresa requiere en cada puesto para los resultados que espera y después se diseña la planeación estratégica que en muchas ocasiones es inexistente.

Esto genera desempeños inconsistentes en el tiempo y grandes problemas cuando un empleado se marcha.

Primero se debe diseñar el enfoque estratégico a través del desarrollo de la Visión, Misión, Objetivos y Estrategias, y después, conformar al equipo de talentos que van a ayudar al logro de la estrategia y de los objetivos. El asunto para garantizar el logro de los resultados es tener a la persona adecuada en el puesto adecuado.

El talento, como conjunto de elementos que hacen una diferencia personal, que se traduce en comportamiento diferencial, ha sido siempre escaso pero es la fuente de toda ventaja competitiva sostenible en cualquier proyecto empresarial.

Fuente: mundoejecutivo

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"