Cómo defender un requerimiento de pago o de embargo. - CICDE

CICDE Consultores Fiscales

Cómo defender un requerimiento de pago o de embargo.
 
requerimiento de pago o embargo

Cómo defender un requerimiento de pago o de embargo

Evita caer en un terrible embargo… y si ya lo estás enfrentando, conoce cómo defenderte.

¿Recibiste una notificación o te visitó un personal del Servicio de Administración Tributaria, (SAT) con su horrible chaleco negro? Como en cualquier situación complicada, la primera recomendación que te damos es: Conserva la calma.

Lo más importante al recibir este documento es que debes atenderlo de inmediato, debes leerlo con toda la atención que merece y principalmente, debes darle solución con absoluta prioridad. Ignorarlo o dejar pasar tiempo sin que lo atiendas, es lo peor que puedes hacer y estarás metiéndote en severos problemas más temprano que tarde.

Siempre hay que tener en mente que el SAT, sí está facultado para embargarte. Los Impuestos, detalló que el proceso de embargo, empieza al día 46 después de que recibiste un crédito fiscal, es decir, que cuentas con 45 días para pagar dicho crédito o bien haber metido un medio de defensa. ¿Ves? Por eso te decimos que debes atender a la brevedad dicha notificación fiscal.

Además, debes saber que el fisco no puede embargar todo lo que posees. El SAT, señaló que el embargo de bienes muebles se constituye sobre el 75% de su valor y en el caso de bienes inmuebles, es por el 75% del valor de avalúo o valor catastral. Algunos de los bienes que no pueden ser embargados son:

La cama, la ropa del deudor y de sus familiares, así como los muebles que usa el deudor: maquinaria, mobiliario y enseres que sean parte indispensable para llevar a cabo su trabajo.

También debes saber que el deudor tiene el derecho de designar qué es lo que pueden embargar. La única condición es que dichos bienes se puedan vender con cierta facilidad.

Reiteramos que la mejor manera de liberar este complicado trance es enfrentarlo a la brevedad. El Economista recomendó que lo ideal es buscar a un especialista que te oriente y respalde mientras dure todo el proceso. Aquí radica la diferencia entre trabajar con “gestores” de dudosa capacidad o con un despacho que te ofrezca el apoyo de abogados fiscalistas y otros expertos para ayudarte a resolver de la mejor manera este problema.

No lo pienses más, ponte en contacto con Cicde, sus ejecutivos son expertos en defensa fiscal.

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"