La propiedad intelectual en Materia Aduanera

CICDE Consultores Fiscales

La propiedad intelectual en Materia Aduanera
 

materia-intelectual

Hoy en día, la propiedad intelectual juega un papel importante en la comercialización global de productos, servicios y manufacturas. Además de comprar lo que necesitamos, buscamos productos que representen cierto grado de integración a un grupo social, o que reflejen el éxito que tenemos en nuestras vidas.

Algunas industrias han conseguido asociar un determinado producto a un momento concreto de la vida de una persona, como lo es el anillo de compromiso o la compra de una camioneta para el momento de ser padre. Es así como las marcas se adelantan a los momentos de vida que atravesamos, y enfocan su mercadotecnia para crearnos necesidades.

El objetivo de las empresas es que un grupo social se identifique con su producto, para que al consumirlo se fidelicen a la marca y/o a las características del producto. Es justo en este momento donde cobra vital importancia, el tema de la propiedad intelectual, ya que si el producto es registrado bajo las regulaciones y reglamentaciones que solicitan las autoridades del país en donde se vende el producto, servicio o manufactura, este estará protegido legamente contra un posible plagio y/o piratería. En México el organismo que regula estos temas es el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR).

En un contexto general la propiedad intelectual se refiere a la protección que se le da, a las creaciones realizadas por la iniciativa del hombre, inventos, logos, dibujos, nombres, símbolos, obras artísticas y literarias, entre otros.

Los derechos de la propiedad intelectual se encuentran regulados en:

Ley de Propiedad Industrial por conducto del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.
Ley Federal de Derechos de autor por conducto del Instituto Nacional del Derecho de Autor.

Conforme al artículo 2 de la Ley de Propiedad Industrial vigente en 2015 y modificado desde el 09 de abril de 2012, la ley de la propiedad industrial tiene como objetivo asentar las bases para crear un sistema permanente de perfeccionamiento de procesos y productos en las actividades industriales y comerciales del país; tiene como responsabilidad el promover y fomentar la inventiva de aplicación industrial, propiciar e impulsar el mejoramiento de la calidad de los bienes y servicios en la industria y en el comercio, conforme a los intereses de los consumidores; favorecer la creatividad para el diseño y la presentación de productos nuevos y útiles; protege la propiedad industrial mediante la regulación y otorgamiento de patentes de invención; registros de modelos de utilidad, diseños industriales, marcas, y avisos comerciales; publicación de nombres comerciales; declaración de protección de denominaciones de origen, y regulación de secretos industriales; previene actos que atenten contra la propiedad industrial o que creen competencia desleal y establece las sanciones y penas respecto de ellos; establece las condiciones de seguridad jurídica entre las partes en la operación de franquicias, así como garantiza un trato no discriminatorio para todos los franquiciatarios del franquiciante.

Y por otro lado la Ley Federal de los derechos de autor tiene como objetivo proteger obras de creación original susceptibles de ser divulgadas o reproducidas en cualquier forma o medio, las obras objeto de protección pueden ser:

Según su autor: conocido, anónimas y seudónimas
Según su comunicación: divulgadas, inéditas o publicadas
Según su origen: primigenias, derivadas
Según los creadores que intervienen: individuales, colaboración y colectivas.

Una vez comprendido el mundo que abarca la Propiedad Intelectual y conociendo los organismos que la regulan en nuestro país, es importante resaltar que la Propiedad Intelectual, nace y cobra especial fuerza de su acérrimo enemigo, la PIRATERIA.

La piratería es un término de uso común que se usa para definir la explotación comercial de derechos de propiedad intelectual pertenecientes a un tercero, sin su consentimiento.

Dentro de los derechos de Propiedad Intelectual que pueden ser objeto de piratería encontramos a las marcas, avisos comerciales y nombres comerciales, patentes, modelos de utilidad y diseños industriales, la música, películas, programas de cómputo, libros, entre otras.

La piratería puede ocasionar graves daños a la economía de un país, como pueden ser el impacto fiscal generado por la evasión fiscal al venderse los productos dentro de un mercado negro; la baja de empleos formales con prestaciones legales proporcionados por el sector formal; el desánimo de los empresarios extranjeros para traer inversión a nuestro país, y entre otros la no protección de la creatividad, de los que conformamos el país.

Cabe mencionar que no solo se encuentran involucradas en el mercado de la piratería, las personas que producen, importan y venden la piratería sino también, las personas que la consumen. Esto ha llegado a formar parte de una cultura de ilegalidad en donde ha sido necesario y donde se ha requerido que las autoridades involucradas en la materia y el sector privado afectado por el fenómeno de la piratería unan sus fuerzas para su combate y erradicación.

Las herramientas que se han tenido que ocupar para combatir o desalentar el uso de la piratería son: a) En el área Penal: mediante la tipificación de ciertas conductas como delito. b) En el área Civil: mediante las acciones para reparar los daños y perjuicios causados al titular de los derechos. c) En el área Administrativa: mediante la aplicación de sanciones económicas por conductas de aprovechamiento indebido de derechos de propiedad intelectual.

El IMPI y el INDAUTOR son los encargados de iniciar los procedimientos administrativos, siguiendo todos los requisitos administrativos que les indica la Ley de la Propiedad Industrial y La Ley Federal de Derechos de autor, en su apartado de Infracciones y sanciones administrativas.

En el caso de las sanciones en las que se puede incurrir de acuerdo a lo establecido en el artículo 214 de la Ley de Propiedad Industrial, puede ser hasta por el importe de veinte mil días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal; una multa adicional hasta por el importe de quinientos días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal, por cada día que persista la infracción; Clausura temporal hasta por noventa días y la Clausura definitiva. Y en los casos de reincidencia el Artículo 218, especifica que se duplicarán las multas impuestas anteriormente, sin que su monto exceda del triple del máximo fijado en el artículo 214 de esta Ley, según el caso.

Las sanciones en las que se puede incurrir de acuerdo a lo establecido en el artículo 230 de la Ley de Derechos de autor, establece que serán sancionadas hasta por mil veces el salario mínimo.

Dentro del procedimiento administrativo, el titular del derecho puede solicitar invocando el artículo 199 bis de la Propiedad Industrial, el ordenar el retiro o impedir la circulación de las mercancías que infrinjan los derechos protegidos por dicha ley, así como objetos tales como empaques, envases, anuncios, letreros, papelería e instrumentos que infrinjan dichos derechos o sean utilizados para la obtención de cualquier objeto o mercancía infractora, así como ordenar el aseguramiento de dicha mercancía, entre otros.
(Ley de propiedad industrial, 2012)

Como se explicaba al inicio de este artículo, la comercialización global de productos, servicios y manufacturas hace que muchos de estos artículos circulen a través de las aduanas y en México, en el caso de las mercancías infractoras que provengan del extranjero, el titular del derecho afectado tiene la posibilidad de solicitar que se ordene, como medida provisional, la suspensión de la libre circulación de esa mercancía en la aduana.

Es importante indicar que para poder implementar cualquiera de las medidas provisionales, es necesario que el titular del derecho afectado cumpla con diversos requisitos, entre los cuales se encuentra el otorgamiento de una fianza suficiente para responder por los daños y perjuicios que se pudieran causar a la persona en contra de quien se soliciten las medidas y que se proporcione la información necesaria para la identificación de los bienes, servicios con los que se comete la violación a sus derechos.

Pues bien, el crecimiento de la piratería ha hecho que además de las regulaciones de procedimientos administrativos y sancionatorios existentes, haya un esfuerzo importante del gobierno de combatirla y comunicar entre sí, a sus dependencias, para que haya una comunicación efectiva entre las distintas autoridades.

En relación a esta preocupación México firmó un Acuerdo Comercial contra la Falsificación, conocido como ACTA por sus siglas en inglés, cuyos países participantes de las negociaciones de este acuerdo son Australia, Canadá, la Comunidad Europea, Corea, Marruecos, Nueva Zelanda, y por supuesto México. Este acuerdo nació bajo la necesidad de evitar y controlar la falsificación y la piratería.

El IMPI, junto con otras autoridades como la Secretaría de Economía, la Procuraduría General de la Republica, la Administración General de Aduanas y el Instituto Nacional de Derechos de Autor, han asistido y revisado el contenido del ACTA cuyo objetivo es otorgar un marco legal entre sus miembros para ofrecer protección de los derechos de propiedad intelectual.
(Acuerdo Comercial contra la falsificación, 2015)

Según el artículo “los retos de la propiedad intelectual en materia aduanera” de Franco M.G. del Instituto de investigaciones jurídicas de la UNAM “Desde el 2007 se han impartido cursos al personal de diferentes aduanas del país en materia de propiedad intelectual, con el fin de capacitar al personal de las Aduanas en materia de propiedad intelectual, recalcando la importancia de esta en las funciones que ellos desempeñan y lograr la detección y detención de mercancía pirata. El IMPI y la Administración General de Aduanas, han previsto un programa de observadores del instituto, con el fin de agilizar la detección y detención de la mercancía pirata en las aduanas conforme a las siguientes tareas:

El personal del IMPI se apegará a los procedimientos ya establecidos en la aduana con relación a la revisión de las mercancías, participando con un observador que apoyará al personal de aduanas en la detección de posibles violaciones a la propiedad industrial.
Apoyará en las distintas bases de datos que contempla la información relativa a los titulares de los derechos de la propiedad industrial, licenciatarios y sus representantes.
Establecer contacto con los titulares de los derechos de propiedad industrial para corroborar la legalidad de los productos que pretenden introducirse al país, para que procedan conforme a derecho, en los casos en que se detecten posibles violaciones a sus derechos.
El programa de trabajo en las aduanas, se realizará con un observador del IMPI, que estará asignado durante una semana en las aduanas que así se determine.”
(Franco, 2015)

Es lógico que, durante la revisión en el momento justo en que la mercancía se encuentra en la aduana, en el caso específico de detectar mercancías que se denote su falsificación o piratería, las autoridades de la AGA y el IMPI deben agilizar procedimientos para detener las mercancía y avisar al titular de los derechos de la propiedad intelectual o derechos de autor de que se trate, para conocer si la mercancía es de procedencia legal o es necesario iniciar el procedimiento administrativo correspondiente, para inhibir y eliminar la introducción de mercancía falsa o pirata a nuestro país.

Como podemos concluir la Propiedad Intelectual en materia aduanera, tiene mucho que desarrollar en el campo de operación, para lograr establecer procesos efectivos, revisiones eficientes, personal capacitado y comunicación rápida con demás autoridades, para poner orden en este tema. Si bien el esfuerzo es importante en materia de acuerdos y campañas, lo debe ser aún más en la práctica de la vida real en las aduanas, para evitar la entrada de mercancías como estas a nuestro país.

C.P. Cristal del Mar Romero Figueroa
Consultora Fiscal y de Negocios

Bibliografía

Acuerdo Comercial contra la falsificación. (12 de Agosto de 2015). Recuperado el 12 de Agosto de 2015, de
www.economia.gob.mx/files/transparencia/…APF/…/10_md_acta_sce.pdf
Administración General de Aduanas. (12 de Agosto de 2015). Recuperado el 12 de Agosto de 2015, de
http://www.aduanas.gob.mx/aduana_mexico/2008/quienes_somos/138_10007.html
Franco, M. G. (5 de Agosto de 2015). Instituto de investigaciones juridicas de la UNAM. Los retos de la propiedad industrial en materia aduanera. Recuperado el 5 de Agosto de 2015, de
http://www.juridicas.unam.mx/
Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. (12 de Agosto de 2015). Recuperado el 12 de Agosto de 2015, de
http://www.impi.gob.mx/QuienesSomos/Paginas/queeselimpi.aspx
Ley de propiedad industrial. (9 de Abril de 2012). Recuperado el 12 de Agosto de 2015, de
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/lpi.htm
Ley Federal del Derecho de Autor. (17 de Marzo de 2015). Recuperado el 12 de Agosto de 2015, de
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/lfda.htm

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"