Mensaje del DirectorCICDE

CICDE Consultores Fiscales

Bienvenida de nuestro Director General


Raúl Dorado Santana
Director General
CICDE Contadores Consultores
El formidable reto de liderar una compañía.

Para iniciar y mantener una empresa, sea esta una compañía muy formal y estructurada, o el emprendimiento de una idea nueva e innovadora (ambas, por cierto, hacen mucha falta en este momento para nuestro querido México), hay un hilo común que las identifica: el amor y la pasión por llevarlas a cabo y hacerlas llegar a buen puerto.

Bajo esta aseveración, podemos afirmar que cualquier entusiasta de los negocios debe tener una idea clara de a dónde quiere hacer llegar su sueño; y aquí es donde nuestra firma puede convertirse en un potente acelerador de sueños… ¡perdón! de negocios.

Como todos los grandes emprendimientos, CICDE nació con el firme propósito de ser mucho más que un despacho de contadores. Nosotros somos una firma de consultores fiscales con una visión de negocios que abarca la atención de las cinco principales áreas que requiere una empresa para arrancar y crecer con solidez y pasos claros: La administración, la contabilidad, lo legal, los aspectos fiscales y la auditoría.

Por ello, CICDE está integrada por expertos en cada una de esas disciplinas, lo cual nos permite ofrecerles a nuestros clientes una visión amplia y a la vez profunda de sus necesidades. Por eso afirmamos que somos un aliado estratégico de quienes han confiado en nosotros, -y humildemente-, también podemos decir que no los hemos defraudado, ya que una de nuestras fortalezas es la atención personalizada, la cual muchos pregonan, pero pocos la cumplen, ¿por qué? porque hay pocas firmas de consultoría con una estructura tan sólida y versátil que a la vez aporte la solución exacta para cada necesidad.

Nosotros creemos firmemente en los procesos y en los métodos (tenemos incluso, registradas nuestras soluciones), pero también en la pasión y los conocimientos que nos han dado 13 años de un trabajo intenso y emocionado, al igual que el día que nacimos y como la emoción que tú le imprimes a tu negocio.

Tenemos algo en común contigo: hacer las cosas bien, a la primera y para siempre.

Será un placer ayudarte a hacer realidad tu negocio… ¡perdón! tu sueño.