Liderazgo - CICDE

CICDE Consultores Fiscales

Liderazgo
 

liderazgo

Ser líder, es un arte que busca los resultados. Esta capacidad del manejo de grupo se puede a llegar a desarrollar como cualquier otra sin embargo, es indispensable entender que es más que simple conocimiento. El liderazgo efectivo es posible siempre y cuando logre producir y movilizar lo mejor de las personas que lo rodean.

En las teorías del liderazgo, Daniel Goleman, describe 6 diferentes estilos de líderes que te presentamos a continuación. Es importante destacar que la capacidad de situarse en el contexto del grupo o empresa es dónde radica buena parte del éxito.

Liderazgo Autoritario

Este estilo de liderazgo tiene un corte más tradicional y se enfoca especialmente en los resultados y consecución de los objetivos en el menor tiempo posible. Sin embargo, existen varios problemas cuando se abusa de esta forma: destruye la motivación de los colaboradores; se estanca en el punto de vista del jefe; y a mediano y largo plazo puede ser poco productivo y causa de fuga de talentos en el entorno laboral. Es importante saber aplicar este estilo en los momentos críticos de una empresa. La frase que resume a estos líderes en su relación laboral es: “Haz lo que te digo”.

Liderazgo Democrático

Este estilo encuentra su fundamentación en el hecho de que las decisiones deben ser tomadas de formada participativa y consensuada. Es importante que el líder desarrolle una visión estratégica y de escucha activa de todas las voces que integren el equipo de trabajo. Se recomienda utilizar este estilo, en los momentos donde el líder desconoce la forma de proceder en determinada situaciones o cuando existe una alta competencia en el equipo. Sin embargo, existe el riesgo de que el grupo pueda perderse en la búsqueda de una decisión.

Liderazgo Afiliativo

Cuando existe este liderazgo en los grupos, se prioriza las relaciones antes que a las personas u objetivos. Suelen desarrollarse vínculos estrechos y personales con los colaboradores, los cuales en muchas ocasiones pasan a ser parte de la “familia”. Además favorece el buen clima laboral y la confianza entre los integrantes. Cuando un equipo es nuevo o ha padecido mucho por presiones laborales es ideal aplicar este estilo. Sin embargo, abusar del mismo, tiene el riesgo para la empresa de perder productividad y claridad en el desempeño de los miembros. Las personas son primero en este estilo.

Liderazgo Imitativo

Se basa en la máxima de utilizarse a si mismo como ejemplo para dirigir a las otras persona. Cuando los miembros se encuentran motivados y verdaderamente competentes, más que directrices y capacitación necesitan un ejemplo de altos estándares y compromiso. El peligro latente radica en acortar el talento y desarrollo profesional de los miembros.

Liderazgo Coaching

El objetivo de este líder es desarrollar el talento de las personas que forman parte del grupo. Suele invertir recursos de diferente índole para lograr la capacitación de los miembros, y sobretodo, muestra interés genuino por cada uno de los que conforma el equipo. Además este estilo, tiene la capacidad de situar al grupo en una zona de constante aprendizaje y mejora. El inconveniente de este liderazgo, es la falta de tiempo que suele existir en la realidad laboral para la búsqueda del desarrollo y mejoras del grupo.

Liderazgo Visionario

Cómo su nombre lo indica, la visión es lo que forma a este líder e inspira a los miembros del grupo a seguirlo. Ejemplos lo podemos encontrar en la figura de Martin Luther King, Gandhi y Mandela. Es importante que el ideal de este líder sea inspirador, apetecible para seguir y que potencialice la imaginación del grupo en un mundo y realidad mejor. En las empresas éste liderazgo suele combinarse con otros estilos (por ejemplo, el autoritario o afiliativo) y en su caso aplicarse, cuando un líder marca un objetivo pero no establece las formas y detalles sobre el cómo conseguirlo.

Es fundamental que el líder desarrolle la capacidad para identificar que estilo implementar según las necesidades y contexto de la empresa o grupo requieren. Cuando el líder logra sintonizar con esa realidad, que puede ser desde una crisis transnacional hasta una situación familiar de un colaborador, es cuando estamos en presencia de un liderazgo efectivo y sobretodo, humano.

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"