Pensar rápido, pensar despacio - CICDE

CICDE Consultores Fiscales

Pensar rápido, pensar despacio
 

pensar

De Daniel Kahneman

“Pensar rápido, pensar despacio” muestra la refutación de los modelos en los que se ha asumido al ser humano como un agente racional que pondera las diferentes variables a su alcance para tomar decisiones. Kahneman pone sobre la mesa un contundente repertorio argumentativo y experimental para concluir que debemos distinguir entre dos modos de pensamiento: el “sistema 1” es rápido y automático, sin esfuerzo y sin sensación de control (genera las impresiones y sentimientos, decide de forma intuitiva); el sistema 2 se encarga de actividades mentales esforzadas, es con el que nos identificamos realmente al ser el “yo consciente y racional” que hace elecciones.

A partir de esa distinción Kahneman empieza un fabuloso viaje explicando como se activan cada uno de estos sistemas en nuestra mente, como interaccionan y como cada uno tiene sus virtudes… y sus limitaciones. El recorrido por los sesgos de nuestra intuición, como nos afectan las asociaciones, como nos formulamos creencias y decidimos qué es verdad y qué no, cómo “nos contamos historias”, de dónde surge la creatividad y cómo la aversión al riesgo, el efecto halo o la heurística del afecto influyen en nuestras decisiones. Todo este repaso se realiza en “Pensar rápido, pensar despacio” con la evidencia científica y experimental como argumentario, huyendo del pasteloso mundo de los libros de autoayuda escritos – estos sí – a base de intuiciones sin constrastar o a partir de excepciones.

Es más, llega a concluir que tenemos “dos yo”: el que experimenta las cosas y el que las recuerda, que además tienen intereses diferentes. Este es un tema – el recuerdo del pasado, el vivir el presente y cómo se conjugan – es un tema que me apasionó desde que era un joven lector de Javier Marías (cuyos personajes, anclados en el pasado y en lo que pasó y pudo haber pasado son una suerte de reflejo literario de las teorías de Kahneman). Con ello “Pensar rápido, pensar despacio” desemboca en el estudio del bienestar y la felicidad, sobre el que logra dejar un sabor a inteligencia y capacidad analítica mostrando su complejidad y dificultad de ser medido.

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"