Reglas de oro para cumplir tus propósitos - CICDE

CICDE Consultores Fiscales

Reglas de oro para cumplir tus propósitos
 

reglas-de-oro-para-cumplir-tus-propósitos

Tres reglas de oro

  1. Plantearse una meta posible: Cuando nos proponemos lograr algo debemos ser realistas y honestos al 100 por ciento con nosotros mismos. Si nunca has escalado en tu vida, no trates de subir al Kilimanjaro
  2. Planeación: Tener una buena planeación se vuelve clave para conseguir lo que buscamos. Desear algo no es suficiente, para lograrlo se necesita poner en movimiento una serie de acciones y estrategias que allanen nuestro camino.
  3. Ejecución: En este punto es donde casi todos fallamos. Tenemos un propósito, hicimos un plan infalible pero algo pasa.

El éxito es la repetición constante de los buenos hábitos

Muchos de nuestros propósitos están firmemente relacionados con la creación de hábitos‘buenos’.

Muchos de nosotros hemos oído hablar de ese experimento donde se pone una rata en un laberinto. A la salida, al roedor le espera una recompensa o en este caso un chocolate.

Al principio, la rata empieza a buscar el camino sin mucho ánimo y le toma algún tiempo encontrar la salida. En este punto podrías pensar que es una rata no muy brillante, porque le tomó tanto tiempo salir del calabozo.

rutina

Sin embargo, la siguiente vez lo hace más rápido y la tercera todavía más rápido.

Durante sus primeros intentos por salir del laberinto, la rata inicia un proceso de aprendizaje y es cuando su cerebro tiene mayor actividad.

Conforme entiende el laberinto, su cerebro deja de dedicarle tiempo de reflexión al proceso. Se vuelve algo automático: un hábito.

El hábito de ahorrar

¿Qué hábitos positivos y negativos tienes en relación con tu dinero? ¿Has pensando alguna vez en ello?

El dinero es algo muy importante en nuestras vidas, tanto que nos hace felices. Sin embargo, nos es siempre complicado manejarlo de forma eficiente y en nuestro beneficio. Tanto, que igual que vino se va.

Desarrollar el hábito de ahorrar tiene dos principales obstáculos.

1.- Decidir cuánto podemos ahorrar: Usualmente pensamos que podemos ahorrar grandes cantidades porque así llegaremos a una suma mayor muy rápido, pero a la larga ese esfuerzo puede hacer que ‘guardar dinero se vuelva un sacrificio doloroso’.

Establecer un monto de ahorro requiere que evalúes tus gastos, tus ingresos y lo que deseas reunir. A partir de esto, podrás definir un monto y un plazo.

2. Queremos resultados inmediatos: Estamos acostumbrados a menospreciar lo que podemos lograr en un año y valoramos en exceso lo que podemos hacer en un día. Ahorrar e invertir requiere tiempo y los resultados se ven con los meses no con las horas.

Construyendo ganadores

Lo primero que tienes que hacer es crearte un habito, puedes ayudarte de hacer una tabla como esta:

proposito

Debes considerar siempre dos cosas al fijar un objetivo:

1.- El tiempo: Esto lo hemos resuelto esta vez por ti, la siguiente va por tu cuenta. Para este ejercicio tienes 30 días. ¡Metas sin plazo son sólo sueños! Así que antes de empezar siempre considera un horizonte o un plazo.

2.- Cualquier cosa que desees ¡Debe poderse medir!: Hablar de cosas indefinidas hace que lograrlas sea más difícil. Por ejemplo:“Bajar esos kilitos de más” (¿Qué significa? ¡10, 20, 30 o hasta que te veas bien!).

Mejor piensa:

  1. En tres meses bajaré 10 kilos
  2. En 8 meses reuniré 24,000 pesos
  3. En un año daré el enganche de mi auto modelo tal…

Un paso a la vez

Ahorrar lo debes entender como un hábito. Así que hay que desarrollarlo. Pero si nunca lo has hecho, parecerá una misión imposible.

Por eso empieza con poco. Imagina que quieres arrancar con 3,000 pesos al mes. Puede parecer una excelente cantidad pero ¿Qué tanto afectará tus finanzas?

¿Qué tal si antes de que te vuelvas un ahorrador experto empiezas con 500 pesos a la quincena? El impacto de estos 1,000 pesos al mes será casi imperceptible.

Tu siguiente nivel será 800 a la quincena y así sucesivamente. Hasta que llegues a los 3,000 o a un nuevo tope que puede ser mayor o menor. Algo
seguro es que al recorrer este camino te darás cuenta qué cosas has hecho bien para conseguirlo ( igual que un laberinto, ¿no crees? ).

Registrar es ganar

Tener un plan de acción no garantiza que se llegue a la tierra prometida, por eso es necesario tener un seguimiento.

En tu formato“Yo puedo” encontrarás varias casillas donde tendrás que describir, en este caso diariamente, qué haces y qué no para lograr tu objetivo o qué problemas se aparecen en el camino.

Es muy importante que pase lo que pase lo documentes

Llevar un registro del proceso de consecución de tu objetivo, te permitirá detectar exactamente qué te está haciendo tropezar, retroceder o fallar.

Fuerza de voluntad

La fuerza de voluntad es un increíble poder que tenemos todos. Los psicólogos la definen como:“La habilidad de resistir satisfacciones inmediatas, con el fin de conseguir metas
mayores a largo plazo” o de manera más sencilla es“la habilidad de contener una gratificación”.

Ahorrar implica una enorme fuerza de voluntad, al igual que hacer una dieta.

Vivimos sumergidos en un mundo donde comprar y gastar es muy sencillo. Tanto, que a veces no tenemos que levantarnos de nuestro sillón para hacerlo. Una llamada, un clic, son suficientes para que una pizza o una sofisticada lámpara aparezcan en nuestra puerta.

O si necesitamos efectivo, sólo vamos a cualquier cajero, tecleamos unos números y listo.

Esto hace que mantener a salvo nuestro dinero sea una tarea difícil. Además, gastar se siente bien. Lo malo es que si se convierte en una rutina jamás podrás ahorrar, porque la satisfacción de comprar es inmediata y fácil de repetir.

El ahorro está directamente relacionado con una meta mayor o de largo plazo: un viaje, un auto, una casa, en fin muchas cosas que no podemos hacer diariamente y por las que tenemos que aprender a esperar.

Es por eso que la fuerza de voluntad o ‘willpower’ juega un papel tan importante en el proceso de ahorrar. Sin embargo, este poder no es ilimitado, requiere enormes cantidades de energía de nuestro cerebro.

Cuando ésta se agota, es cuando fallamos.

Ante eso, es vital concentrarse en una cosa. Si vas por mucho te cansarás y abandonarás tu meta.

Además, si todo el tiempo te la pasas pensando en tu propósito, te rendirás más pronto de lo que crees. Deja que fluya de manera natural.

Toma como ejemplo a los deportistas de alto rendimiento. Ellos piensan en el siguiente paso, la siguiente brazada, la siguiente bocanada. La meta no se moverá de lugar, tú eres el que tiene que llegar a ella, enfócate en tus acciones diarias y sigue tu plan.

Consigue un Coach

Tener aliados nos ayuda a no desviarnos del camino y a evitar darnos concesiones. Busca uno, alguien que no se le vaya olvidar y que se sienta corresponsable contigo.

Por último…

Sin importar cual sea tu meta, ¡Por favor tómatelo en serio! Esto no es una idea subjetiva, está directamente relacionado al tiempo y la energía que le dedicamos a algo.

Una vez que has dado el pimer paso, ponle fecha al segundo. Si este mes ahorraste 500, el que sigue ve por más hasta que lo hagas de manera natural y seas un ahorrador experto.

Administrador

No hay comentarios.

Responder

Mensaje




"Aviso de Privacidad"