Contrato de confidencialidad: celébralo y protege tu patrimonio

Inicio/Juridica/Contrato de confidencialidad: celébralo y protege tu patrimonio

Contrato de confidencialidad: celébralo y protege tu patrimonio

Si piensas que un contrato de confidencialidad es un trámite, estás en un error, es un documento que protege tu acervo intelectual y creativo.

Estamos viviendo una época en la que la competencia cada día es mayor, y dado que prácticamente ya no hay fronteras, aquellas empresas que logren destacarse con un producto diferenciador, tendrán mayores probabilidades de crecer.

El robo de ideas es más común de lo que te imaginas y una buena idea bien aplicada, puede generar millones y millones de pesos, por eso es tan importante celebrar contratos de confidencialidad.

Para empezar, es necesario entender con exactitud qué es este importante documento: se trata de un contrato legal que protege los derechos de los firmantes, evitando que las partes no divulguen, utilicen o se beneficien directamente o a través de terceros, de cualquier información revelada durante el proceso de negociación o durante las transacciones. Este contrato debe ser utilizado en aquellas situaciones en las que algunas de las informaciones confidenciales relativas a las transacciones, productos y servicios o procesos, deben ser dados a conocer en el curso normal de su actividad o en el curso de cualquier negociación.

¿Quiénes deben firmar un contrato? Básicamente los implicados. Emprendedores indicó que dicho documento debe ser signado entre los fundadores de la empresa y parte de su equipo, también puede ser entre dos compañías, entre una organización y un socio inversor o con un socio industrial. El contrato debe dejar muy claro qué tipo de información se compartirá y cuál será el uso que se le dará a esta.

Entre las principales cláusulas que deberán escribirse están las de no competencia, la cual deberá estipular claramente la vigencia de dicho acuerdo; y finalmente las sanciones deben estar perfectamente delimitadas y suelen ser penas muy altas para persuadir a que las partes no violen dichos acuerdos.

Legalmente, en México, este aspecto está considerado en el artículo 16 Constitucional y debe adaptarse a la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, aseveró el Instituto Nacional del Emprendedor.

Más allá de tratarse de una obligación, definitivamente es un contrato que conviene celebrar para evitar poner en riesgo tu mismo negocio, ya que como se ha comentado, el compartir datos sensibles, lo hace sumamente vulnerable. ¿Necesitas apoyo legal en este u otro punto? Llámanos y nuestros abogados te apoyarán en todo lo que requieras.

2018-01-12T23:34:14+00:00