Evaluación de desempeño de la empresa… ¡Practícala constantemente!

Inicio/Corporativa/Evaluación de desempeño de la empresa… ¡Practícala constantemente!

Evaluación de desempeño de la empresa… ¡Practícala constantemente!

Comparte este artículo!

Lo que no se mide no se puede mejorar, dice el refrán y si en tu empresa no mides sus resultados, seguro se estancará.

Las evaluaciones (o revisiones) de las metas y objetivos de la empresa son tan importantes como el desempeño de la misma, ¿por qué? porque si no se tiene una visión clara del rumbo que la compañía lleva, es posible que los esfuerzos de todos los miembros, no estén teniendo los resultados originalmente planeados, lo cual puede significar pérdida de tiempo, de resultados y de competitividad.

Nadie quiere que lo anterior ocurra en su empresa, por ello las revisiones periódicas de metas y objetivos, son tan valiosas e importantes. De acuerdo con Desarrollando tu Empresa, uno de los típicos errores en la dirección de las compañías, es dejarse atrapar por los problemas cotidianos y el estrés del día a día, lo cual podría desviar el foco del negocio. Una buena alternativa para romper con esas malas dinámicas es realizar reuniones trimestrales cortas para evaluar los objetivos de la empresa, revisar el avance de los objetivos, reajustar las prioridades de los objetivos y ajustar el plan de acción para seguir adelante.

Otra ventaja que ofrece la revisión de planes y objetivos es que le puede otorgar (o devolver) el dinamismo y flexibilidad al negocio frente al entorno en el que se desenvuelve para alcanzar mayores niveles de competitividad.

Para que la empresa tenga un rumbo bien definido, es importante redactar objetivos muy claros, ambiciosos pero alcanzables y con fechas delimitadas. La Voz de Houston, aporta algunos ejemplos que pueden tomarse como punto de partida: Aumentar la rentabilidad; y para lograrlo pueden hacerlo a través de diversas acciones: desarrollo de nuevos mercados, búsqueda de nuevos productos para ofrecer, aumentar los márgenes de ganancia y la reducción de costos innecesarios. Otro objetivo puede ser el de mejorar las tasas de retención de empleados, ya que la constante rotación de personal, definitivamente resta fortaleza interna a la empresa y debilita su posición frente a sus rivales.

Es importante tener bien clara la diferencia de lo que es un objetivo y una meta; de acuerdo con IMF-Formación, las definiciones de cada uno, son: objetivo es el fin común de toda la organización mientras que la meta, es el fin exclusivo de un área o nivel de la organización.

Si necesitas apoyo en la redacción de las metas u objetivos o en el seguimiento periódico de los mismos, contrata los servicios corporativos de CICDE y alcanzarás altos índices de productividad.

Comparte este artículo!
2018-01-16T17:48:44+00:00
WhatsApp chat