En pro de unas finanzas públicas sanas (Segunda de dos partes)

Inicio/Contabilidad/En pro de unas finanzas públicas sanas (Segunda de dos partes)

En pro de unas finanzas públicas sanas (Segunda de dos partes)

El Consejo Fiscal Independiente (CFI), sería un organismo autónomo y genuino y ayudaría en gran medida para direccionar la política fiscal a partir de realizar recomendaciones objetivas, aisladas de los intereses particulares del gobierno federal.

¿Qué atribuciones tendría?

Sería un organismo encargado de asesorar, opinar y orientar a los legisladores sobre criterios en materia de finanzas; es decir se trataría de un órgano meramente consultivo y no sustituiría de ninguna manera las funciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

¿Qué beneficios conllevaría introducir esta figura en nuestro sistema?

La gran aportación del CFI, es que, por tratarse de un grupo multidisciplinario experto en finanzas públicas y ajeno a partidos políticos e intereses personales, ayudaría en las decisiones de los legisladores, gracias a un análisis serio y soportado por estudios formales.

Para conformar el CFI los miembros deberán acreditar su capacidad mediante procedimientos transparentes, con amplia participación de los sectores académicos y sociales.

Idealmente este Consejo Fiscal se adscribiría a la Cámara de Diputados, pero serviría indistintamente para dar opinión en los tópicos descritos al Congreso de la Unión e incluso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuando esta lo solicite.

De esta forma el CFI, actuaría como un valioso complemento a las funciones realizadas por el Fondo Monetario Internacional y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico.

Cabe destacar que el Poder Legislativo puede consultar los análisis que elaboran estos organismos internacionales, mas no pueden solicitar asesoría directa e inmediata respecto de alguna medida sobre puntos específicos, atendiendo a las discusiones actuales.

¿El Consejo Fiscal Independiente sería una especie de contrapeso entre la política fiscal del Estado?

En realidad permitiría un intercambio de ideas y fortalecería al Poder Legislativo en la toma de providencias. El Estado es uno, pero se divide el ejercicio de la función pública en los tres poderes de la unión.

La división de poderes, implica un presupuesto político para la existencia de un verdadero Estado de Derecho.

Si los poderes legislativo y judicial están debidamente informados, podrán cumplir a cabalidad con el mandato constitucional de ser un sistema de contrapesos, para evitar que el ejecutivo determine unilateralmente el derrotero económico del país.

Comentario final

La iniciativa fue presentada en la Cámara de Diputados y turnada a las comisiones. Estas deberán dictaminar y evaluar la propuesta para que, una vez aprobada, pase al pleno, y después se repetirá el proceso en el Senado.

El conocimiento amplio de las leyes e iniciativas que emiten las autoridades requiere de expertos en la materia. Apóyate en los ejecutivos de Cicde para que tu empresa siempre cumpla al pie de la letra las leyes que pueden afectar su desempeño.

 

Fuente: https://idconline.mx/fiscal-contable/2017/09/12/en-pro-de-unas-finanzas-sanas

2018-01-05T18:56:23+00:00